Canciones andariegas

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies

 

Pintar alegoría del cielo,

El techo de este mundo,

Con los colores múltiples

Que anuncia la pasión.

..

Carmines de las nubes,

En pálidas y divinas,

Canciones sobre el éter

Que inspira en su quebrar.

..

Magnolias de los bosques

Suenan cual campanadas,

Los ritmos que en la noche

No dejan de danzar.

..

Inspiración profunda,

Melindres de poetas,

Obra que disfrutamos

Andando en su copas.

..

Pasados y presentes

Que inundan como lluvia,

Romances de esta estrella

Que te hicieron soñar.

..

Copleros de pasajes

De vidas andariegas,

Como el que todo cuenta

El mito atestiguar;

..

Para que quede prueba

De aquello que si existe,

Que con la fina letra

Se puedan conseguir;

..

De los enamorados

Delatan las pasiones,

Cosa que en otro tiempo

Pecado es coincidir.

 

 

 

Me parezco a Husein

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies

 

Me parezco a Husein

 

         Husein Saddam no dudo en que puedas tener el mismo destino, porque la matanza que has propiciado desde que juraste la guerra al pueblo venezolano ha sido enorme. Tanto así, que aún no hemos digerido y escapado del asombro que nos causa este sistema iracundo, en contra de los seres humanos que aquí estamos. También pienso que se debe cuidar hasta de sus propios guarda espalda que no le den un tiro, por su actitud histriónica, en búsqueda de causar impresiones y risas, de las que sólo obtienen como resultado el más rotundo rechazo nacional, desprecio que se haya tenido algún ser humano conocido por mediocre que fuera. Y aunque el ser mediocre no es culpa del cuerpo, que no aplica la inteligencia, sino, que este no nació estúpido, se transformó en la medida del entorno que lo hizo su coautor, el que en lugar de animarlo a que estudiara y si preparará, mientras lo hacía disfrutar de sus inmerecidos puestos que le otorgaba. Porque su incapacidad y es costumbre en los chavistas, cubrir la acción del gato y  ser alfombras y pisos lisos, por donde caminan sus admirados tiranos, lamezuelas a granel, que cohabitan en este mundo que construyó el caudillo. Mismo que le sirvió para ser considerado el dios pagano, donde giraban las moscas revolucionarias. Las que están representadas en cada uno de los serviles que merodean en torno a los inmerecidos, pues saben igual a los militares, que esas palabras hipócritas y melindrosas, son gratamente recompensadas y siempre van en detrimento de la república y a cada uno le fueron encomendadas alguna prebenda o mercal, para que lo administrarán.

      De esta manera el caudillo y en diferentes oportunidades los dos ignaros que han ocupado la silla de la presidencia, a punta de patadas y golpes y además de muchas muertes, violando la constitución toda vez que se les antoja, hacer algún disfraz de elección con el que engaña al mundo, y continúan por el restos de los años, hasta este tiempo en que los que el pupilo malcriado, creyéndose dueño de la vida de las personas en Venezuela, protegido por una fuerza armada abyecta, la cual ha permitido muchas de estas barbaridades, pues como decía un amigo: Mientras ellos este comiendo de la merma nada les pasará, osa hasta hoy con casi centenar de muerto, con un patrón persistente, el que no sorprende, más bien parece que a los verdes, que también les gustan muchos, se hace de la vista gorda ante las más ruines atrocidades, como son las violaciones de todos los derechos humanos de la gente. Ayer ocurrió un caso particular como muchos otros, sobre todo porque en la Capital existe mayor cobertura de los medios, cada cosa que pasa y peor aún en los otros estados, los uniformados guardia nacionales, tuvieron la osadía de romper los vidrios de los vehículos de los civiles, destruyen las propiedades, como si no fueran desquiciados, más bien parecen endemoniados y embebidos de algún polvo blanco, que los lleva a cometer los diferentes crímenes y amenazas. Los cobardes actúan en mansalva contra una sola persona en Lecherías, se ve que le están dando con todo lo que tienen, ante la vista de todos los organismos de poder que piensan, que estas violaciones no tendrán castigo, tal vez acá en Venezuela no pasara nada mientras este régimen oprobioso continúe, pero permítanme asegurarles, que los crímenes de lesa humanidad no prescriben, hechos que han quedado filmados y fotografiados, para cuando llegue el tiempo en que se cumpla sus traiciones, que serán las únicas formas de las que estamos convencidos, serán ustedes mismo que se pelearan por un pedazo de cuero y piel de la Venezuela que han dejado, el mismo hará que sucumban definitivamente, en estos  peores años que nos ha tocado vivir a los venezolanos.

Ustedes uniformados han permitido durante tantos años, las violaciones y muertes de venezolanos, de tal manera que al verlos muchas familias y hermanos venezolanos, hoy siente asco de que lleven nuestro uniforme, porque es una vestimenta, que no les pertenecen como uniforme de camuflaje, sino que está reservada para los verdaderos hijos de la patria, que nunca había estado junto a una parcialidad política, hoy estén tan prostituidos, como una golfa que acude a cada rato los perversos malandrines, toda vez que se siente acusados por el pueblo, y van corriendo como cobardes a esconderse entre sus faldas. Para desde allí en los cuarteles acunados, pretender señalarnos y dispararnos con nuestras propias armas. De lo que si puedes estar segur despreciable tirano, es que si el pueblo te llega a agarrar con la rabia que te tiene, mínimo te harán colgar de una soga, como le pasó al mismísimo personaje.

                              

 

 

Nicaragua

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies

 

Hermosa Nicaragua

La cuna de los poetas

Alma de los que amamos

El cultivo de las letras,

..

Donde el fiel Rubén Darío

Hizo florecer la adelfa,

En cárceles y los montes

De la sombra y las silueta.

..

Un jardín  fueron tus tierras

El Ismo en  Latinoamérica,

Donde fue dejada una estrella

En la alborada y la fiesta.

..

Jamás se acabe su gloria

Bella tierras de jazmines.

Que habita en los querubines

Tu senda es hacer historia.

 

Escapada

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  http://amazon.com/author/danivera 

 

Esta arrepentida en vida dichosa

La joven se escapó de ingrata celda,

Que dio comodidad de la conserva

El ánimo y las ganas caprichosas.

..

Empujada ante selvas primorosas

Se lanza sin temor cual ruda inerte,

Así como se cuela la corriente

Andando entre las sierpes espantosas.

..

Anduvo sin pensar en cruel peligro

Que esquiva en la maldad las milagrosas

Los rezos de mentiras calumniosas.

..

Parece que en su fin bastó la cosa

Llevando sin temor su traje negro,

Que sirve al tafetán que vio su suegro.

El rey de lujosas pieles

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  http://amazon.com/author/danivera 

 

Que existe una triste historia

Y en está rima se las cuente,

Viniendome del camino

Que conduce aquel que llegue;

..

Traicionado por mí ejercito

Me condeno a devolverme;

Se vendieron como pavos

Que en los mercados se ofrecen,

..

Dieron mi vida cual premio

Mi raza empeñan los reyes,

Ejercito traicioneros

De los peores que conserve;

..

Mi honor valió mil ducados

Que del cielo hay Dios que viere,

Como vendió Judá a Cristo

Así mi hizo ingrata plebe.

..

Vendieron a mi familia

A Mis hijos pequeños duele,

Y jure fiera venganza

Y matar quien lo hiciere.

..

Me quede en casa de amigo

Sin ropas y menos pieles,

En la pobreza de otro tiempo

La viví de tratos crueles,

..

Sin decir que yo era un rey

Trabaje para un don Migueles,

El que me dio la confianza

Y al él que confesé mi suerte.

..

Y creyó de buena gana

Me apoyo sin que me fuere,

Pero me brindo un consejo

Antes de que yo lo hiciere.

..

Cuando te vayas a esos lugares

Que la gente te desprecie,

No vale la pena estar cerca

De quien a vos no te quiere.

..

Sólo toma a tu familia

Si de verdad te convine,

Aunque nadie ha dicho nada

De extrañarte nada hicieren.

 

 

 

 

Voy y vengo

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  http://amazon.com/author/danivera 

 

Hoy voy hacer de mi canto

Como nunca en tantas veces,

Que escribí varios poemas

Con la letra cual circenses.

..

Brincando de un lado a otro

En la soga quien se cuelgue,

Como cuando escucho trinos

Los hago de forma breve.

..

En mí existe una añoranza

Que dentro mi pecho hiere,

Es causal de la injusticia

Que azota a los más valientes.

..

Que no se sienta un desánimo

Del mal nunca más florece,

Que las tierras baldías

El dueño es quien las tiene.

..

Si me fuera a otras tierras

Con mi canto que enternece,

Puedes que coja fortuna

Y deje recuerdos fuertes.

..

A mi ansiada madre un día

Le prometí devolverme,

No con las manos vacías

Aunque sea un pétalo verde.

..

Le traigo para su jardín

Donde ella se que duerme.

Le sirva como el arrullo

Y a su hijo le recuerde.

 

 

 

 

El gato en mi azotea.

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  http://amazon.com/author/danivera 

 

El gato en mi azotea.

       Para el día catorce de este mes es mi cumpleaños, mi nombre es Jarel y mi padre Jekoo. Vivimos en una población cercana al río Jusoon, la cual por las épocas del mes de Mayo se inundaba con sus aguas, somos familia de inmigrantes y los pobladores originarios de este lugar desde que mi familia ha estado aquí nos tratan como uno más. Según mi abuelo que siempre andaba contándome historias desde que yo estaba pequeño, me hizo saber de dónde veníamos y con escasas probabilidades de comprobación, porque así terminaban sus conversaciones, sonaban como aquellas hipótesis que no tenía solución, pues así él hablaba.

       Mi curiosidad desde niño, aunque aun lo sigo siendo se ha mantenido, hasta el punto de que he querido cuando sea grande ser científico, y sobre todo porque los regalos de mi abuela, en días festivos y otros que ameritaba acordarse de traer del mercado algo para su nieto, lo sustituye por algún libro viejo o nuevo, que vienen de los libreros que nunca falta en los puestos de revendedores. Bueno esas eran mis aspiraciones queridos amigos, tú que te aprestas a leer mi pequeña historia. Me atreví a darle por nombre el gato de la azotea y aunque en realidad en casa de mis abuelos, siempre estaba un  gato maullando por las noches, el cual nos acortaba las horas de sueño, sin que tenga que ver en esta historia. En tanto, mientras me despertaba, apuraba mi entrenamiento que me llevaría a ser un científico de carrera, y esto en verdad que desde niño me ha fascinado. Comencé durante el día, antes que llegara la noche, en las horas que resultaban más productivas y sobre todo, cuando el gato realizaba su locuaz concierto, reuní una cantidad de piezas de relojería y además utensilios de radios viejos que recolectaba, pues muchos que ya sabían de mis intenciones, cogieron la tarea de irme regalando cosas electrónicas viejas y dañadas, las que a su vez me sirvieran para jugar y armar en la práctica. Amigo lector lo que para algunos hombres es motivo de juego, para otros como en mi caso, forma parte intrínseca de una realidad, y en esto yo me he empeñado desde que tengo uso de razón. Pues bien, realice mis primeros experimentos, cuando logre obtener como guía, una colección de libros de electrónica que mi abuela con mucho esfuerzo logró comprar en su totalidad, y estos despertaron en mí aquello que  a veces pensaban estaba tan lejos de hallar. Pareciera que todo se encuentra lejos desde el momento cuando comenzamos, pero en la vida como a mí me ha sucedido, logré comprender que cuando damos los primeros pasos y modelamos nuestra idea con un fin y si eso es cierto, por más que el camino resulte tortuoso, lo vamos enderezando en aras de que se ajuste a lo que deseamos, claro está. También, antes de realizar mis experimentos, leí lo más que pude y dedique bastante tiempo a dormir durante el día, y por las noches trabajaba, ya cuando era la hora en que el gato saliera a dar sus primeros gritos, comenzaba yo a elaborar mis ideas, hice lo que se me vino ha la mente, debía construir algo que fuera útil, a la vez económico, para que las personas pudieran adquirirlo, sin que este resultara en un gasto que no pudieran pagar, compre mucho transistores y diodos de todo tipo y en diferentes amperajes, que no eran caros, para que cuando comenzará la construcción del proyecto que soñaba, fuera accesible.

Le llamo así R-3 porque, para ese momento aquello que me disponía hacer no tenía ni pie, menos cabeza; sólo me procure alguna pila de suficientes voltios, unos 10 aproximadamente y las demás cosas que fui soldando en un tablero, el cual se convirtió en mi maestro y guía de ensayo y error, en tanto fueron pasando los meses y los años, continúe investigando hasta que logre con un pequeño motor, que extraje de unos de mis carros control remoto, que a su vez me sirvió, para sumar la posibilidad de que funcionara, con solo pasar el switch y le diera vida a los ojos y las orejas, los que se encendían y  daban vuelta cuál ventilador, mientras yo en el momento en que fueron pasando los tiempos, seguí agregando funciones a mi pequeño robot, el cual por lo menos ahora ya tenía un nombre, y realizaba algunas otras funciones específicas, como fue aquel día que logre pegarle unos brazos y dos piernas de cartón, que lo hacían caminar unos cuantos pasos y tomar cosas, antes de que se detuviera o se cayera por las escalera de ático, lugar que escogí y en que actualmente me encuentro. Del robot que se llama ahora R-4, pues es el prototipo que viene de otros robots, que a él antes lo precedieron, y fueron los que me adentraron cada vez más en mi carrera de electrónica y en mis estudios. Ahora ya poseo un patrocinante que cubre mis gastos y lo que resulte de mis investigaciones y descubrimientos, será un porcentaje para él y otro para mí, que hoy tengo más edad y mi sueño de igual manera continúa vivo.

        El gato en fin creo que se murió porque no volvía escucharlo desde hace mucho tiempo en el tejado de la azotea, lo más probable es que haya fenecido,  ya que de esto han pasado unos cuantos años y no creo que un gato, por más siete vidas que posea durara tanto tiempo. Estoy por finalizar mi carrera y mi proyecto científico del R-4, está por culminar de la mano con mis aspiraciones. R-4 sabe obedecer muchas órdenes y a su vez habla aproximadamente 2000 idiomas, los cuales le fui agregando en el momento en que fueron pasando los años, con su cuerpo logre hacer algo importante, logré que pudiera caminar y el cartón fuera sustituido por fibra de carbono, que lo hacen más resistente y liviano con sus brazos y sus manos, no con tenazas porque así nunca me había gustado, lo más parecido a un ser humano, pues siendo verdad, casi que lo es. Cosa que puede usted comprobar, cuando pase por la universidad de Jusoon, lugar donde me desempeño como ayudante en el laboratorio de robótica. Sé que no fue el gato que me impulsó a trabajar con más ahínco, cuando me quitaba el sueño y me iniciaba en mi carrera, pero en su tiempo comprendí desde muy chico, cuáles eran mis sueños, y lo demás fue un poco de esfuerzo que imprimí para llegar al lugar donde hoy me encuentro. Gracias                     

Secretos del reverendo William

   VATICANO GRIS

 

Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  

Mi próximo libro

Capítulo VI

      Sabasqui toco la puerta tres veces, el sonido se perdió hasta adentro y presumieron que había llegado al fondo del espacio donde terminaba el pasillo, en la que se encontraba una mecedora, la que se sintió, que aún se bamboleaba, en el momento cuando el ocupante la abandonaba para venir. Y entonces, comenzó a escucharse, de cómo lentos y pesados pasos, que se arrastraban junto con unas viejas sandalias y rozaban contra el suelo, producto del peso y el cansancio de los años que llevaba quien las usaba. Mientras esperaron que la puerta se abriera, los dos se volvieron a mirar al lugar de donde habían llegado. Sin darse cuenta había recorrido bastante trecho y distancia antes de llegar al lugar era considerable. En verdad, porque se no fijaron en el recorrido, pero se descubrieron que la zona no era tan pobre, como la mayoría de los espacios en los que antes estuvieron.

Al momento de abrirse la puerta, los goznes oxidados prorrumpieron en un armonioso y estridente quejido, mientras una mano se entendía para darle la bienvenida junto con una sonrisa ampulosa que salió de un puntiagudo bigote. Era un hombre de cabello menudo  y de canas grises, se veían que era alto en otro tiempo y hoy su espalda arqueada dibujaba los años. Se dijo llamar Máximo Thompson ¿Con quien tengo el gusto?  Buen hombre, preguntó. Y el reverendo William se presentó y dijo al mismo tiempo el nombre de su acompañante. Ellos le respondieron el saludo extensivo, con una reverencia que vino de ambas partes y especialmente compartida con el supuesto amo de la casa.

El los invito a pasar hasta adentro y de inmediato los llevó, mientras ellos individualmente subieron al primer escalón que conducía a un pequeño salón de estar, después que abandonaron la puerta de la entrada. Siguieron por el piso cubierto de mosaicos antiguos, y se divisaban pasmados la techumbre de la casa, el que estaba hecho de montonones de cañas amarillas entre cruzadas a manera antigua de dos aguas, las que descansaban en una al lado de la otra sobre la imponente viga que las sostenía, la que recorría toda la estancia, hasta llegar a una especie de pasillo, donde se encontraban un conjunto de mueble marrones y envejecidos, recostados contra la pared y llenos de polvo, como si en mucho tiempo no hubieran sentido el rose de un paño mojado. Antes de que se sentara, el hombre de pasos lentos, le hizo seña de que esperaran allí, en un espacio cercano a donde estaban los innumerables muebles llenos de polvo. Cogió un paño y comenzó a desempolvarlo, y el humo comenzó a salirse por una especie de  ventana amplia que quedaba en el techo, la que ocupaba todo el salón contiguo que era el más grande, rodeando por un jardín en su centro con diferentes flores. El cual dejaba pasar la luz, pues quedaba expuesto a la natural y que en su paso se  translucía de la bóveda del cielo.

¡Ah hermoso cielo! Dijo el reverendo William. Mientras el señor Thompson apuraba a limpiar el mueble y la mesita de madera, que enfrente de ellos estaba. Sólo pasaron unos instantes y en su momento que lo hacía, de pronto los dos taimados fueron atraídos por unos daguerrotipos realizados en blanco y negro, que estaban colgados en la pared. Supusieron que eran parte de su familia y que hora por el aspecto de la casa no estaban con él. El señor Máximo era un hombre solitario e hizo un gesto, para vinieran y se sentaran. Ya había traídos par de tazas de café,  el cual difuminaba lo caliente del vapor del líquido aun hirviendo que les había colocado en la mesa. Se sentó junto con ellos de frente, cruzando ambas  piernas. En tanto el reverendo Sabasqui comentó la razón de la visita y comenzó diciendo:- Estamos aquí a motivos de lo que ha venido sucediendo con las muertes y las desapariciones no sabemos si lo sabe, producto de la secta que ya usted conoce, y también para decirle que el señor Demetrio Valderi estaba muerto, su compañero.

El señor Thompson se sorprendió de lo que habían contado y  ocurrido, pues en ese momento les hizo saber que eran hermanos desde que salieron de la milicia del ejército, y que tenían aproximadamente un año sin verse, pero, que mantenían comunicación mensualmente. Secó alguna lágrima que corría por sus ojos, con un pañizuelo blanco que sacó de su bolsillo, levantó su cuello y cabeza al cielo, y cuando lo bajó de nuevo, dijo: Que no podía creer lo que le estaban contando, porque ese mismo día temprano, lo había llamado, y este mes había hecho planes para que el viniera a quedarse en mi casa.   

Ve y corre

 

 Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  

 

wzxCmqyo

Ve corre y dile a ese hombre que te amo

Que yo era un juguete de entretenimiento,

La que disfrutabas en los días soleados

En grata compañía que te ofrecía un esclavo.

..

Pero no le cuentes nunca al bosque

De aquellas gigantes maderas de álamos,

Que el canto de la codorniz piaba en los nardos

Y eras indiferente cuando tome tus manos.

..

Te olvidaste de lo frondoso de aquel árbol

Dónde con una laja los dos nos dibujamos,

He hicimos insinuaciones de cuerpos excitados.

..

Anda y cuenta  di que no me enfado

Que en esas confusiones rozamos nuestros labios

Y como tus ojos grises en mi quedo grabado.

Importante convivir

 Una obra amena y ligera, en la mejor plataforma del mundo diseñada para escritores indies  dale clip a mis libros  

 

Yo no nací así de poeta

A mi creo que me hicieron,

Soy hijo del infortunio

Esclavo de un mundo nuevo.

..

Que ayer fue un tiempo malo

Hoy mejor lo transformemos,

Hagamos bellas historias

Que hablen de dulces sueños.

..

Que si la luna esta oscura

Que la estrella, que el lucero,

Lo importante es convivir

Qué importa que caigan truenos.

..

Que el agua viene y te moja

Ya  se ha empapado este suelo,

Échale los pies al barro

Que la vida componemos.

..

Hay días que son de bajas

Y en los altos conservemos,

El ácimo del mañana

Se guarda en un paño seco.

..

¡Ay como me gusta la rima!

Un trago de whisky pruebo,

Una moza entre mis piernas

Un amor que busco luego.

..

No soy de dejar amores

Cuando canto y voy de lejos,

Pero un día lo junto todo

Las lágrimas en mi entierro.

..

Hoy me toca hacer de cantante

La taberna estaba en silencio,

Y entonces me puse a mirar

Y salieron estos versos.